Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Bienvenidos a Cajas Mudanza BCN

La caja de embalaje

La caja de embalaje es un recipiente, de diferentes materiales, tamaños y formas, generalmente con tapa, que sirve para transportar y/o guardar cosas.

Partes de una caja de embalaje

Las cajas están compuestas por paredes, las gualetas, el rayado, la unión de fabricación y las lengüetas

La Paredes son las caras de la caja  que delimitan el fondo. 

Generalmente,  la caja de embalaje suele ser rectangular.  Las caras más largas del rectángulo se llaman paredes laterales.

Las caras más cortas se llaman paredes cabezales.

La pared que forma la parte de debajo de una caja se denomina fondo y la parte de arriba de la caja se le denomina tapa.

Las Gualetas son las paredes de la tapa que se doblan para conformar el fondo y la tapa de una caja.

Las gualetas de los cabezales se llaman gualetas internas y siempre se doblan primero.  Las gualetas de los laterales se conocen como gualetas externas

El Rayado de una caja es la hendidura o marca de doblaje de las gualetas y paredes de la caja.

La Unión es el corchete o pegamento ubicado en las extremidades de las paredes que permite sostener y mantener firme  las paredes de la caja.

La lengüeta es una extensión en una de las paredes externas de la caja, incorporada en el diseño, para ser adherida al exterior de la pared opuesta.

La lengüeta permite crear una unión de diseño.  Puede ser puesta en el interior o exterior de la caja.

Dimensiones de una caja de embalaje

Toda caja tiene tres dimensiones.

  • Alto: es la distancia que existe del fondo a la tapa de una caja, desde el rayado de la gualeta del fondo hasta el rayado de la gualeta de la tapa.
  • Ancho: es la distancia que existe entre dos paredes laterales, siempre será la pared más corta
  • Largo: es la distancia que existe entre las dos paredes cabezales, siempre será la pared más larga

Los modelos de caja de embalaje mas común

Los modelos de cajas estandarizados son:

  • De cuatro solapas. Son las típicas cajas de embalaje. Formadas por cuatro solapas en la parte inferior y cuatro solapas en la parte superior, que se cierran generalmente con cinta adhesiva.

Cajas automontables. Son cajas de diseño que poseen lengüetas con uniones de automontaje  que quedan listas para montar con poco esfuerzo.

Auto-montables de tapa y fondo.  Están formadas por dos piezas separadas, que encajan en conjunto.

Materiales para hacer una caja de embalaje

Los materiales para  hacer una caja de embalaje varían según las necesidades de los clientes, la naturaleza de los productos, las condiciones ambientales y de almacenamiento.

Los más comunes son:

Madera: se utiliza principalmente la madera de pino:

Silvestre

Radiata o Insigne

Pino Pinaster o Pino Gallego

Pino Laricio

Plásticos:

PET. Tereftalato de polietileno.

PE. Polietileno.

PS. Poliestireno.

PVC. Policloruro de Vinilo.

PA. Poliamida o Nylon.

PP. Polipropileno

Cartón:

El cartón corrugado

Llamado cartón ondulado, es el más empleado para la fabricación de caja de embalaje, porque ofrece buena resistencia y se puede adaptar según las necesidades de uso.

Está formado por la unión de diversas capas de celulosa, dejando una en la parte central que mantiene una forma ondulada, de ahí su nombre.

La longitud y la forma de la onda podrá variar para ganar mayor resistencia, e incluso se podrá añadir otra capa de ondulación.

Cartoncillo

El cartón cartoncillo  parecido a la cartulina. Se usa para crear embalajes de la industria de la alimentación y cosméticos.

Cartón Piedra

Llamado también cartón gris, este tipo de cartón es muy duro y resistente.  Se produce gracias a la  compresión de las fibras de celulosa naturales o recicladas, procesadas en caliente y a altas presiones.

Compártelo en:

Artículos recientes